Nuevo real decreto plantas frigoríficas

Real Decreto plantas frigoríficas 138/2011. Reglamento de seguridad instalaciones frigoríficas

La entrada del RD 138/2011, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas ( RSIF ) en vigor desde el 8 de Septiembre  de 2.011, supuso un gran cambio en cuanto al mantenimiento, gestión y registro de las Instalaciones Frigoríficas.

La instalación, modificación, reparación, mantenimiento de las instalaciones frigoríficas del ámbito del RSIF así como la adquisición a titulo oneroso o gratuito, manipulación, recuperación, limpieza de refrigerante queda restringido a las empresas instaladoras frigoristas.

 Indicamos a continuación los pasos a seguir para el cumplimiento de esta nueva normativa, en función de las características de la instalación, antigüedad, y el estado de alta y registro en el órgano competente de cada comunidad autónoma. 

Hay que diferenciar entre los siguientes tipos de instalaciones:

INSTALACIONES DE NIVEL 1:

Son aquellas instalaciones de uno o mas sistemas frigoríficos con potencia decamara-frigorifica-serie-st1-300x3001 compresores <=30 kW de forma individual  o <=100 kW en conjunto, o por equipos compactos de cualquier potencia con carga de refrigerante del  grupo L1 > 2,5 kG, y sin cámara atmósfera artificial.

Las instalaciones frigoríficas de Nivel 1 requerirán la elaboración de una breve memoria técnica descriptiva de la instalación, suscrita por un instalador frigorista o un técnico o un técnico titulado competente, que sea responsable de que la instalación cumpla las exigencias reglamentarias.

INSTALACIONES DE NIVEL 2:

Son aquellas instalaciones de uno o mas sistemas frigoríficos con potencia decf-industrial11 compresors >30 kW de forma individual  o >100 kW en conjunto, o con refrigerante del grupo L2 o L3, o con cámara de atmósfera artificial.

Las instalaciones de Nivel 2 requerirán la elaboración de un proyecto suscrito por un técnico titulado competente que será responsable de que la instalación cumpla con las exigencias reglamentarias. El proyecto incluirá un anexo donde se consignará el valor teórico actual estimado del TEWI, así como los cálculos justificados de dicha estimación, que se fundamentará en el contenido del apéndice 2 de la Instrucción Técnica IF 02.

Finalizada la instalación y realizadas las pruebas de idoneidad de la instalación con carácter previo a la puesta en servicio de la misma, el titular presentará ante el órgano competente de la correspondiente Comunidad Autónoma, la siguiente documentación:

Proyecto o breve memoria técnica, según proceda, de la instalación ejecutada.

Las instalaciones de Nivel 2 requerirán, además del proyecto, el certificado técnico de obra.

El certificado de la instalación suscrito por la empresa frigorista y el director de la instalación, cuando la participación de este último sea preceptiva (IF15).

Certificado de la instalación eléctrica firmado por un instalador en baja tensión.

Las declaraciones de conformidad de los equipos a presión de acuerdo con el RD 769/1999, de 7 de mayo y el RD 1945/1991, de 11 de octubre y, en su caso, de los accesorios de seguridad o presión.

En su caso, copia de la póliza de seguro de responsabilidad civil u otra garantía equivalente y el contrato de mantenimiento con una empresa instaladora frigorista cuando así esté establecido.

El titular de la instalación tiene la obligación de no ponerla en funcionamiento sin haber presentado la documentación arriba mencionada.

.

INSTALACIONES SIN LEGALIZAR

Sistemas no compactos con carga de refrigerante <  2.5 Kg

Sistemas compactos con carga de refrigerante <  2.5 Kg

En Gesega disponemos de todos los medios técnicos para garantizar la seguridad y legalidad de sus instalaciones. Si quiere realizar una consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *